foto Ana 2r

#ESP - ENTREVISTAS,ENTREVISTAS / ENTREVISTES

#ESP – ANA SÁNCHEZ AMATRIA – FESTIVAL CallejeARTE

18 jul , 2016  

Ana Sánchez Amatria realizó sus estudios en Geología a través de la Universidad de Zaragoza y de la Universidad Italiana de Bolonia. Sus diversas colaboraciones con el IPCE (Instituto de Patrimonio Cultural de España) en la restauración de Patrimonio histórico fue la conexión con el mundo cultural.

En 2011, pasa a formar parte del Departamento de Ciencias de la Tierra del proyecto museístico Art-Natura Málaga como coordinadora del mismo. Trabajo que le animó a seguir con sus estudios en el ámbito de la Gestión Cultural.

Dos años después y gracias al proyecto de fin de Master realizado en la Universidad de UB, creará y desarrollará el Festival Internacional de Artistas en la calle CallejeARTE del que forma parte hoy en día.

En la actualidad vive en Dubai, donde su perfil profesional le ha permitido trabajar como gestora cultural para una de las más conocidas empresas en Festivales de Calle “Dolphine Creative” y le ha dado la posibilidad de conectar sus conocimientos científicos con el de gestión a través de su puesto como coordinadora cultural en “The Sustainable City”. Una nueva área de Dubai cuyo objetivo es alcanzar la Sostenibilidad medioambiental, económica y social.

¡Aquí os dejamos con su entrevista!

 

¿Cómo llegaste al mundo de los festivales?

Ha sido un largo camino y podría que decir que ha sido el destino quien ha puesto a los festivales en mí camino. Viví en Italia casi 3 años, donde la tradición de Festivales de calle es muy importante. Exactamente en San Giovanni in Persiceto, una localidad cercana a Bolonia. Allí, cada septiembre se celebraba un festival muy divertido donde los artistas de calle (disciplinas de circo) iban cambiando su posición de actuación, lo que obligaba al público a estar moviéndose de un punto a otro del centro de la localidad para disfrutar de los espectáculos. Así que me plantee: ¿Por qué mi pueblo, en Navarra, no puede tener un festival similar con algunas variaciones amoldadas a la población? Durante los 10 siguientes años la idea revoloteó por mi cabeza. Hasta se la expliqué a diferentes personas y les animé a organizarlo… quizá pensaron que estaba loca…

 

¿Qué motivo os empuja a crear CallejeARTE el pasado 2013?

Debido a mi trayectoria profesional y posteriormente a mi trabajo en el proyecto de un museo científico en 2011, comienzo mi Máster en Gestión de Empresas e Instituciones Culturales en la Universidad de Barcelona. Máster que incluye el desarrollo de un proyecto, lógicamente Cultural, para poner en práctica todo lo aprendido a lo largo de los 2 años. ¡Era el momento! Tenía un equipo maravilloso de profesionales a mi alrededor que me podían dar su opinión, corregir errores, apoyar en las decisiones, dar consejos desde un punto de vista personal y profesional… Así que me tiré a la piscina.

 

El proyecto es el resultado del trabajo de la Asociación Cultural que lleva el mismo nombre. ¿Cómo se lleva a cabo la organización de un Festival en el cual participan un número tan importante de personas, de los habitantes de Azagra hasta los de las localidades vecinas? ¿Cómo se gestiona la repartición de las tareas entre ellos?

A nivel humano, el festival callejeARTE funciona como cualquier otra empresa. Tiene su organigrama dividido en departamentos y al frente de cada uno hay una persona voluntaria con un perfil profesional apto para ese puesto, capaz de desarrollar perfectamente sus tareas y organizar a las personas que estarían incluidas de ese departamento como pueden ser monitores o personal de logística.

Se trabaja bajo un calendario de tareas que se intenta cumplir al máximo posible. Y digo al máximo, porque no hay que olvidar, y es un factor muy importante a tener en cuenta, que el 100% son voluntarios y todos ellos tienen un trabajo a parte del festival que tiene que compaginar.

 

¿Qué dificultades existen en la organización de un festival de estas características, que no existan en otro tipo de festivales?

En mi opinión, el hecho de que seamos todos voluntarios, que trabajemos con el corazón y por amor a nuestro pueblo, pero como ya he dicho, que cada uno de nosotros tengamos un trabajo diario a parte del Festival, hace que tengamos que tener planes A, B, C… en caso de que surja un imprevisto, que una persona por situaciones personales no pueda participar un año… al fin y al cabo somos casi 70 personas de un pueblo de casi 4000. Es verdad que la respuesta de la población ha sido tal, que permite que una parte del personal descanse un año y retome el festival al siguiente.

 

¿Qué acogida ha tenido el Festival entre los habitantes del pueblo y de la zona? ¿Es una forma de incentivar el turismo en vuestra localidad?

La acogida del proyecto ha sido superior a la esperada. Creo que la gente valora este tipo de evento más de lo que se cree en algunas ocasiones. Fue muy duro arrancar… como todos los proyectos… pero vemos como año tras año, el número de asistentes aumenta. Ya sabes, en Azagra nos conocemos todos… y cada año vemos más caras nuevas… sabemos que cantidad de gente de fuera hay cada año… es nuestro sistema de medición…

En un inicio, la idea principal no era la de incentivar el turismo, porque en nuestra zona no hay mucho turismo, sino la de hacer llegar este tipo de cultura a nuestra localidad y a las localidades vecinas. Que nuestra gente pudiera disfrutar de disciplinas artísticas diferentes a las acostumbradas. Podemos decir, que el turismo ha sido una consecuencia colateral.

 

¿Qué requisitos deben cumplir los artistas para poder participar en el Festival? ¿Cuáles son las variables que determinan la elección de los 10 artistas finales?

Hay dos requisitos fundamentales:

1. Que amen su profesión. Con un video, que es lo que nos envían para la selección, pierdes muchos detalles y emociones, pero sí que en seguida te das cuenta quien siente lo que hace, quien lo vive…porque observas al público, ves sus caras, sus aplausos… esa es la mejor carta de presentación de un artista de calle. Que un artista tenga una conexión especial con el público es algo indispensable e indiscutible.

2. Que sean buenas personas. No entendemos a aquellos artistas que por ganar poco más en la gorra se olvidan del resto de compañeros que también están defendiendo su trabajo, o no tratan bien a los monitores que les están ayudando ese día para facilitarles las cosas, o terminado su espectáculo no regalan una sonrisa a los niños…

 

¿A qué perfil responden los artistas seleccionados? ¿Suelen ser artistas locales o también hay buena acogida por parte de los artistas internacionales?

Al inicio de todo, el perfil de nuestros artistas era sobre todo nacional. Es verdad que éramos un festival prácticamente desconocido y hubo artistas muy valientes que enviaron candidatura a “ciegas” para ver que era esto del CallejeARTE. En estos dos últimos años, el número de candidaturas ha aumentado considerablemente y el número de países representados en esas candidaturas ha llegado a los 25.

 

¿Cuál es el perfil del público de CallejeARTE? ¿Qué estrategias se emplean para fidelizarlo? ¿Y para captar nuevos espectadores?

Sorprendentemente, en un inicio el perfil al que íbamos dirigidos era familias y niños, pero actualmente no hay un perfil específico. Las características del festival hace que todo tipo de gente, de edades, con todo tipo de intereses… salga a la calle ese día a disfrutar, bien del festival, bien del ambiente que se crea alrededor.

Creo que la mejor manera de fidelizar al público es darles una alta calidad de artistas (como profesionales y como personas) que les enganchen y que les dejen con “ganas de más”. Intentamos seleccionar diferentes disciplinas cada año para jugar con el factor sorpresa que en mi opinión es un arma muy potente para conectar con el público.

Además, en el callejeARTE el público es el que elije por votación popular al artista ganador de cada edición. Les dejamos opinar porque ellos son los que disfrutan de la fiesta. ¿Y por qué no? Hay un sorteo final con productos de todos nuestros patrocinadores, colaboradores, electrónica… para premiar esa fidelidad.

En cuanto a la captación de nuevos espectadores, sobre todo se hace por redes sociales y difusión en medios de comunicación regionales. Preferimos ir creciendo y fidelizar poco a poco de manera que podamos manejar la situación paso a paso y resolver los problemas que vayan surgiendo año tras año. No hay que olvidar que los espacios de actuación en Azagra son limitados y no podemos asumir un gran público de golpe.

 

¿Cómo lleváis a cabo la comunicación de vuestro Festival? ¿Son las redes sociales el factor clave que lo llevan al éxito?

La difusión a través de las redes sociales es muy importante y fundamental. Al igual que la difusión en los medios de comunicación nacionales y regionales que nos apoyaron incondicionalmente desde el principio.

Pero el boca a boca entre la gente es crucial. Hay que tener en cuenta que la población de la zona que rodea a Azagra (Ribera de Navarra y la zona cercana de La Rioja) está en unas 200.000 personas. Hay una interacción muy grande entre todos nosotros: mismos institutos, mismos lugares de compras, matrimonios entre personas de diferentes localidades… por lo que la opinión sobre eventos como el CallejeARTE se difunde rápidamente entre todos de un año para otro. Esta opinión es vital para proyectos culturales como este.

 

En 2015, CallejeARTE pasó a ser un proyecto MECNA ¿Ha habido un antes y un después de este cambio? ¿Qué ha supuesto para el Festival ser un proyecto MECNA?

Una de los objetivos clave del callejeARTE, desde que se construyó en 2013, era alcanzar una conexión real entre empresas públicas y empresas privadas. Todos teníamos que remar en la misma dirección. Queríamos hacer ver, a esa cantidad de medianas y pequeñas empresas de la zona, que la cultura era un bien de todos y que era el momento de apostar por ello. Necesitábamos su ayuda y ellos nos la dieron.

Anteriormente a la Ley de Mecenazgo, en Navarra existían beneficios fiscales para aquellas empresas que apostasen por una inversión en cultura. La Presentación de la Ley oficial de Mecenazgo y el paso a ser un proyecto MECNA ha sido para nosotros el certificado oficial de nuestra filosofía de proyecto cultural.

Realmente ha sido un reconocimiento más personal que profesional ya que solo las empresas establecidas en Navarra se pueden beneficiar de estos beneficios fiscales. En nuestro caso y debido a la cercanía con la Rioja, tenemos muchas empresas colaboradoras de esta Comunidad Autónoma a las que el certificado MECNA no les afecta para nada. Sería algo que habría que estudiar y quizás cambiar…

 

Para finalizar, ¿qué consejo compartirías con aquellos que quieren afrontar el reto de organizar un festival?

Hacer un proyecto cultural desde cero es algo muy duro. Hay momentos para reir y momentos para llorar, para tirarte de los pelos y para ser la persona más feliz del mundo… por ello, mi consejo es que no se piense en un proyecto sólo desde un punto de vista profesional sino que se incluya la parte emocional. Esta es la parte que te da fuerzas y energías para seguir adelante.

Un proyecto hay que sentirlo y sobre todo escucharlo, porque tiene una vida propia y tiene que ir creciendo y desarrollándose.

Al fin y al cabo lo conoces como si fuera tu propio hijo y como tal, tienes que cuidarlo.


Deixa un comentari

L'adreça electrònica no es publicarà Els camps necessaris estan marcats amb *